0

Carlos Cachón

Telegrama, no tuit

Carlos Cachón

 

·

Los turistas son quizás la única salvación de nuestras ciudades. Allí donde los oriundos quieren imponernos siempre su visión, qué debemos visitar, cómo, de qué forma comportarnos, su identidad, sólo entre turistas, obligados a una mirada superficial, a recorrerla según unos hitos fijos impuestos, indiferentes a lo demás, nos sentimos libres de ataduras, podemos transitarla, con total libertad, según nuestra propia perspectiva. Algo que saben bien los carteristas, que hacen de ellos su objetivo, que sólo temen a los residentes. Habría que hacer quizás de los turistas el elemento fijo de nuestras ciudades y de sus dueños simplemente el transitorio.