0

Carlos Cachón

Telegrama, no tuit

Se les llenaba la boca con la palabra OuLIPo, y en su rostro se dibujaba la satisfacción que les producía saber desenvolverse con medios escasos, pero viendo sus obras uno tenía la sensación de que lo que agradecían era estar sometidos a un conjunto de normas estricto que les evitase poner a prueba su inteligencia para resolver sistemas más complejos.

Carlos Cachón

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>