0

Carlos Cachón

Telegrama, no tuit

Todo el mundo necesita del colchón de las becas sufragadas por el Estado a fondo perdido, con las que disponer de su tiempo libremente, sin distracciones, para ordenar las ideas e impulsar su obra. Ahí está el ejemplo de Hitler en sus días de prisión en Landsberg dictando Mein Kampf.

Carlos Cachón

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>