0

Pérez Palmerín

Sagüés, surf y ciudad. . San Sebastián

Perez Palmerin . Sagüés, surf y ciudad. . San Sebastian  (1)

Aitana Pérez Palmerín-Sagüés

El proyecto nace de entender San Sebastián como un paseo. En este recorrido hay diferentes punto de interés, bien sea porque son espacios de mirador, lugares emblemáticos de la ciudad o porque utilizan la topografía a su favor, todos ellos, siguiendo el paseo de la costa. Con este discurso se emplaza el proyecto al final del recorrido, en la playa de la Zurriola, a modo de remate de la ciudad.
_

 

Tras analizar el lugar se detectan varias necesidades:

1. Continuar la Calle San Blas.
2. Darle un final a la ciudad.
3. Conectar las diferentes cotas, 9 y 24m
4. Crear dos miradores
5. Darle una cuarta fachada al barrio de Sagüés.

Y el análisis topográfico nos da las herramientas para el diseño del edificio:

1. La roca de Ulía es una roca dura y muy fragmentada esto significa que los desprendimientos de tierras son algo muy habitual.
2. La disposición de los estratos es vertical y su dirección es sur-norte.

Como solución a estas necesidades, se proyecta un único edificio que haga de final pero que se desarrolle en tres volúmenes y tres alturas creando unos espacios aterrazados de tal manera que el edificio baje hacia el mar y que su forma geométrica se acomode a la topografía y al edificio existente.

El resultado de este estudio son tres elementos que rigen el proyecto:
1. LOS MUROS DE CONTENCION,
2. LA DIRECCION Y LAS VISUALES DEL FLYSCH (los estratos verticales de roca)
3. Y LAS BRECHAS DE LUZ.

Estos tres elementos se hacen evidentes ya desde el exterior del edificio. En el alzado podemos ver como el edificio va bajando gradualmente hasta llegar al mar y detrás de este tenemos tres muros de contención que van marcando con las inclinaciones el recorrido exterior que es la continuación de la calle San Blas y la conexión de las cotas de Sagüés. También vemos los grandes huecos en la fachada contínua que responden a los espacios interiores.

En la parte superior se encuentra bajo el primer mirador, el restaurante , en planta primera, bajo el segundo mirador, se encuentra el programa más privado que son las habitaciones y en planta baja tenemos las actividades más públicas, como son el almacén de tablas, vestuarios, las oficinas para las empresas del Cluster de Surf, el hall del hotel y en la parte más cercana al mar se encuentra el principio del recorrido exterior y el equipamiento deportivo que se desarrolla en dos plantas, en planta baja y bajo rasante.

En los tres volúmenes se repite la misma estrategia para organizar el programa, consta de tres franjas, empezando por el muro de contención se encuentra el espacio de distribución, la franja de espacios servidores y finalmente la franja de espacio servido. Los recorridos se hacen paralelos a los muros de contención que están desplazados de manera que se crean dos quiebros que hacen que el Flysch participe en el espacio, la luz también juega un papel muy importante en el recorrido interior ya que queda iluminado cenitalmente por las brechas de luz.

Así pues, la organización del programa responde al entorno, al edificio existente, a los tres muros de contención(las piezas estructurales más potentes del proyecto) y sus pantallas rigidizadoras.

El edificio tiene dos entradas dependiendo del tipo de usuarios, una más privada y otra más publica. Desde el exterior, aprovechando las pantallas rigidizadoras a modo de contrafuertes para el muro de contención, se crean dos voladizos y es una vez más la luz la que marca el recorrido, esta vez con una línea de sombra, se crea un espacio intermedio para separar los dos volúmenes más altos del suelo. De esta manera, entramos en el edificio y una vez dentro nos encontramos con un doble espacio que nos articula la parte más pública y la conexión vertical.

El doble espacio de la entrada del alojamiento, unifica la parte más publica, dejando en planta baja la recepción y el hall de entrada y en planta primera tres salas de convenciones.

El espacio de oficina queda protegido por un patio que separa el edificio existente y lo hace registrable en toda su fachada y así permite la iluminación y ventilación natural.

En la segunda planta, donde se encuentra el restaurante con un acceso exterior y una llegada desde planta baja, se crean dos alturas, de manera que se hace posible tener dos primeras líneas de visuales.

En cuanto al paquete deportivo, se coloca la piscina bajo rasante, cumpliendo así con las necesidades que requiere el espacio y permitiendo que las salas en la planta superior puedan tener una visual directa del exterior.

De esta manera se crea un edificio que da solución al barrio, a la topografía, a las necesidades de los vecinos y a la ciudad. El edificio en sí se entiende como el paseo que al principio explicábamos, con espacios de mirador, consagrándose como un lugar emblemático y porque utiliza la topografía a su favor valiéndose de la luz y de los muros de contención como elementos clave.
_

PFC
Sagüés, surf y ciudad. Centro de alto rendimiento de surf en la Zurriola, Donostia.
Tutores: Sabaté Bel, Peñín Llobell, Urbano Salido, Baquero Briz, Martín Ramos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>