0

Jorge Ruiz Boluda

reserva de la biosfera . lanzarote

Jorge Ruiz Boluda

Nuestra propuesta reflexiona sobre la capacidad de la arquitectura para interactuar y dar respuesta al entorno en el que se inserta, un entorno complejo pero a su vez de gran atractivo y valor.
Con el futuro Edificio Sede y Centro de Interpretación de la Reserva de la Biosfera de Lanzarote proponemos la búsqueda de un nuevo orden espacial de relaciones equilibradas con el medio urbano, al reducir la capacidad formal del objeto arquitectónico a través de la limpieza y esencialización del volumen, por un lado en un claro gesto de integración del edificio en el privilegiado entorno en que se inserta, y por otro como homenaje a la arquitectura tradicional lanzaroteña, caracterizada por volumetrías limpias y blancas.

 

LA RESPUESTA URBANA. SKYLINE, VOLUMETRÍA Y MEDIANERÍAS
El proyecto da respuesta a una compleja situación urbana. El skyline de Arrecife presenta un perfil heterogéneo con bruscos cambios de volumetrías en su frente marítimo que oscilan entre seis y una planta, que dejan importantes paños vistos de medianeras. La propuesta actúa a modo de “charnela volumétrica integradora” de volumetrías de los edificios colindantes y resuelve con suavidad el cambio escala de cuatro a dos plantas mediante retranqueos tanto del plano de fachada como de su medianera derecha.
El edificio responde al entorno con una arquitectura limpia y respetuosa, que integra medianeras, se alinea y se retranquea cuando es necesario, generando cubiertas transitables y no transitables que resuelven la conexión con las edificaciones adyacentes.

LA RESPUESTA FUNCIONAL. FLEXIBILIDAD Y FUNFIONALIDAD
Las premisas fundamentales en la resolución del programa arquitectónico son la flexibilidad y la funcionalidad de los espacios mediante la utilización de dos mecanismos arquitectónicos. En primer lugar, la estratégica ubicación del núcleo de comunicación vertical e instalaciones en el quiebro de la parcela en su medianera izquierda, genera un pinchazo al centro de la misma que ordena con claridad y limpieza las circulaciones a la vez que permite gestionar el edificio con el mínimo personal de control. En segundo lugar el trabajo en sección mediante el vaciado interior del volumen en distintos puntos, generando un “damero espacial” de dobles y triples alturas que crean nuevos ángulos y visiones diagonales interior-interior e interior-exterior. El “gran vacío central” a triple altura sectoriza todo el programa funcional del edificio y se remata con un lucernario superior que abre el edificio al cielo de Lanzarote.

proyecto: Edificio Sede Reserva de la Biosfera
tipo: concurso público. 2ºpremio
emplazamiento: Arrecife (Lanzarote)
fecha: Abril 2011
coautor: Agustín Durá Herrero
colaborador: Tadeo Baldiri Salcedo