0

mrpr arquitectos

Museo Santiago Ydáñez . Jaén

origen: gracias a mrpr arquitectos

Dos emplazamientos antagónicos entre si, algo insólito en un concurso de estas características, una zona de desarrollo del municipio en el que las ordenanzas de aplicación, son las generales de las normas, que permiten un grado de libertad creativa fuera de lo normal, sin apenas condicionantes previos y, la rehabilitación de una antigua fábrica, con todo lo que conlleva implícito la propia palabra, habilitar de nuevo.

 

Dos opciones diametralmente opuestas, un ejercicio de creatividad casi sin límite, lo anhelado por cualquier  profesional, frente a un ejercicio de contención, de adaptación o adecuación, no solo al medio, sino también, a la coyuntura actual.

Ante esta disyuntiva tan dispar, optamos por el compromiso. Compromiso que no es más que una apuesta por la responsabilidad, por la sensatez, siendo éste el resultado de aplicar unos principios de sobriedad, de eficiencia, de sostenibilidad, de economía de medios y, de lógica urbana que asumen y aceptan con naturalidad la contención y el rigor en el proceso proyectual sin renunciar en ningún momento a la  creatividad y contemporaneidad de la obra pero alejada de esos productos delirantes que han inundado el panorama arquitectónico en los últimos años.

PREVIO, VIA.
(Del lat. praevĭus).
1. adj. Anticipado, que va delante o que sucede primero.

REHABILITAR.
1. tr. Habilitar de nuevo o restituir a alguien o algo a su antiguo estado. U. t. c. prnl.

Cuando desde todos los ámbitos y sectores de la sociedad, no solo a nivel nacional se habla de contener, de reciclar…
la arquitectura no puede quedar al margen, no puede no ser participe de estos requerimientos a los que cada vez estamos más sometidos, debe aportar desde el ingenio y la imaginación soluciones alternativas, rigurosas y, austeras, compatibles con la realidad del momento.

Consecuentemente con lo anteriormente expuesto optamos por la rehabilitación de la antigua fábrica La Vicaría reutilizando, es decir, reciclando sus dos naves principales e introduciendo un elemento de nueva planta que de cabida a los espacios imprescindibles para poder disponer el complejo programa de necesidades.

MUSEO.
(Del lat. musēum, y este del gr. μουσεῖον).
1. m. Lugar en que se guardan colecciones de objetos artísticos, científicos o de otro tipo, y en general de
valor cultural, convenientemente colocados para que sean examinados.

La principal misión de un museo es la contemplación por parte del público de las obras expuestas, para lo cual es imprescindible fijar un itinerario, un recorrido, es decir una sucesión de espacios, en los cuales ordenar de manera racional las obras a exponer.

Optamos por un itinerario de sencillas trazas, definido por el propio edificio, por la concatenación y relación de sus estancias, que mediante la suma de sus partes se obtenga un volumen preciso y fácilmente identificable.

IDEA.
(Del lat. idĕa, y este del gr. ἰδέα, forma, apariencia).
7. f. Ingenio para disponer, inventar y trazar una cosa.

Las naves existentes de la antigua fábrica La Vicaría han de ser elementos esenciales en la concepción de la idea y el recorrido antes mencionado ha de estar implícito en la definición final de la obra.

Formalmente el edifico se concibe como la extrusión de la sección transversal de las naves, siguiendo una traza que parte de la trasera de la nave situada al este, serpentea por el borde del solar, se introduce entre las dos naves, finalizando en la fachada del acceso principal.

Este planteamiento como si de una escultura de Tony Smith se tratara asume con naturalidad, sin artificios un itinerario expositivo coherente y racional al mismo tiempo que es posible introducir registros transversales desde posiciones funcionalmente ajenas al discurso expositivo.

La literalidad y evidencia de la extrusión de la sección se ve alterada en la solución de esquinas y en el acceso principal, en donde la supresión de la plata baja en el espacio entre naves permite crear un patio de operaciones cubierto y descubierto que funciona como espacio de acogida al mismo tiempo que relaciona visualmente las dos naves existentes.

Funcionalmente se sitúa el programa de necesidades dado en posiciones estratégicas, que al mismo tiempo que consiguen un funcionamiento óptimo de dichos espacios, la unión de éstos define un volumen que se integra en el contexto urbano mediante un interesante juego de llenos y vacíos, de exteriores e interiores, y de luces y sombras, que permiten garantizar principios de sostenibilidad, de eficiencia energética y calidad ambiental.

Constructivamente se resuelve mediante muros y forjados de hormigón armado forrados exteriormente con un panel sándwich con acabado en acero corten, con pocos huecos en fachada lo que le confiere en conjunto una gran inercia térmica. Las instalaciones se conciben de la manera más eficiente y adaptada a las diferentes áreas del mismo, lo que hará que dispongamos de un edifico que gracias a los sistemas pasivos proyectados y a una inteligente adaptación al entorno presente unas demandas de recursos bastante menor que una edificación tradicional del mismo tipo.

Responsables de Proyecto
José Manuel Pérez Muñoz Arquitecto
José María Morillo Sánchez Arquitecto
Emilio González Villegas Arquitecto

Colaboradores
Marcio Manuel Moreira Pereira Arquitecto
Antonio López de Arcos Arquitecto
Valentín Murillo Romero Arquitecto Técnico
Rafael Ramos Díaz Delineante