0

Carlos Cachón

Telegrama, no tuit

Eso pone de manifiesto que sólo hay algo más insufrible que la hueca banalidad de los ambientes sociales selectos. El moralismo restrictivo y sofocante de una comunidad dictándonos buenas costumbres e intentando imponernos qué hacer. Excepto, claro, el caso en que esa comunidad es sustituida por el propio gobierno que la administra.

Carlos Cachón

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>