0

Herreros . Bermúdez

ÁGORA-BOGOTÁ . Bogotá

© Enrique Guzmán

Estudio Herreros . Bermúdez Arquitectos

ÁGORA-BOGOTÁ no debería conformarse con ser un mero centro de convenciones utilizado por visitantes esporádicos que apenas tienen contacto con la ciudad, sino ascender a la categoría de edificio público incorporado al imaginario de todos los ciudadanos. Para ello, los esfuerzos del proyecto se han centrado en atender exigencias colectivas por un lado y especializadas por otro. Entre las primeras se cuenta la necesidad de ofrecer una imagen capaz de representar las aspiraciones de una sociedad en transformación y la de convocar una sensibilidad medioambiental y una ambición tecnológica que inscriba el edificio en las inquietudes del presente. Las segundas se centran en aspectos prácticos como son un sistema de circulaciones, tanto del público como de los suministros y el personal, fácilmente comprensible; una distribución invisible pero jerarquizada e interconectada de todos los servicios internos que es en sí misma el esquema logístico del edificio; y una flexibilidad que acepte la programación de formatos muy diversos, desde un concierto a una feria de muestras, desde un congreso a un festival de cine, desde un gran banquete a un campeonato mundial de ajedrez. Gracias a la facilidad para adaptar los salones a las diferentes necesidades, dividiéndolos o permitiendo su uso simultáneo, los bogotanos tendrán frecuentes motivos para usar su edificio. Para ello se adoptan dos novedosas decisiones: la de organizar el esquema logístico en torno a 4 grandes núcleos verticales de circulaciones, servicios y áreas técnicas que desde las esquinas atienden y hacen posibles los programas más variados; y la de eliminar los suelos inclinados en los auditorios y su mobiliario fijo habitual para poder describir ÁGORA-BOGOTÁ como un lugar de encuentros y actividades tan diversas como la imaginación de sus programadores y las demandas del mercado sean capaces de generar.
_

 

La escala del complejo y la riqueza de sus recorridos interiores permiten concebirlo como un fragmento encapsulado de ciudad. En este concepto, un monumental zaguán cubierto recibe a los usuarios aprovechando el benevolente clima bogotano que solo necesita protección de la lluvia y da acceso al gran vestíbulo que funciona como una plaza mayor rodeada por una corona de lugares de reunión conformando una huella en planta del edificio cuyas dimensiones no es casual que coincidan con las de las manzanas del centro histórico que se remontan a la fundación de la ciudad. La secuencia zaguán-vestíbulo es el arranque de un esquema espiral ascendente jalonado por una serie de plazas-vestíbulo que en realidad son miradores volcados sobre las cuatro ecologías que conforman la ciudad -los Cerros, el Centro Histórico, la Sabana y los nuevos desarrollos camino del aeropuerto- . Desde estos observatorios privilegiados, el edificio se convierte en un dispositivo para contemplar y entender la ciudad y su geografía. Además, la configuración densa y vertical permiten liberar una cantidad notable de espacio público estancial, que es devuelto a los ciudadanos en forma de plaza y jardines, que contienen un significativo aparcamiento de bicicletas en una ciudad que no tiene esta tradición como reclamo de “la ciudad de los peatones” que viene.

En cuanto a su construcción y tecnologías empleadas, es evidente el empeño por lograr una confluencia holística entre los esquemas estructurales, las instalaciones y los sistemas constructivos en un conjunto unitario en el que no hay acontecimientos aislados. La confluencia de los tres capítulos técnicos mencionados se materializa en una serie de espacios diáfanos con un avanzado sistema de climatización pasiva que destierra toda máquina de aire acondicionado, y sus costes energéticos asociados, en favor de la ventilación natural que aprovecha el clima bogotano creando una feliz simbiosis del edificio con el ecosistema que habita. Los materiales empleados se guían por la sobriedad –pavimentos pétreos de gran formato, techos técnicos de malla industrial ligera registrable que aloja todos los recursos necesarios, paramentos translúcidos en vidrio serigrafiado y tabiquería opaca de paneles de cemento-madera- revelan con claridad el funcionamiento del edificio cediendo todo el protagonismo al espacio que se entrega a los usuarios, sus verdaderos actores principales.

La fachada es sin duda la pieza clave de este conjunto técnico. Construida a base de marcos de gran formato que incorporan la subestructura, los vidrios de diferentes tamaños y tratamientos y las branquias reguladas electrónicamente que toman el aire exterior, se comporta como una piel sensible de respuesta variable que reacciona a las condiciones cambiantes de temperatura, soleamiento y humedad del clima bogotano. La fachada es al fin la expresión en la ciudad de la complejidad con la que opera la arquitectura y la simplicidad que está obligada a devolver como respuesta.
_

Bogotá, Colombia. 2011-2017
Primer Premio. Concurso internacional Cliente: Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) Área: 70.000 m2

Autores del Proyecto: CONSORCIO BERMÚDEZ ARQUITECTOS – ESTUDIO HERREROS JUAN HERREROS – DANIEL BERMÚDEZ – JENS RICHTER

Directores: Ramón Bermúdez, Gonzalo Rivas, Stan Van der Maas

Equipo: Carmen Antón (eH), Juan Carlos Ardila (BA), David Barbosa (BA), Jaime Barrera (BA), Julián Beltrán (BA), Camilo Brito (BA), David Caballero (BA), Laura Dorado (BA), María Franco (eH), Raúl García (eH), David Gómez (BA), Airam González (eH), Iván Guerrero (eH), Andrés Gutiérrez (BA), Sergio Jiménez (BA), Víctor Lacima (eH), Juan Fernando Martínez (BA), Margarita Martínez (eH), Ana María Noriega (BA), Juan Camilo Ortegón (BA), Mª Ángeles Peñalver (eH), Abraham Piñate (eH), Juan Reyes (BA), María Ríus (eH), Alberto Roa (BA), Luis Ángel Rivera (BA), Beatriz Salinas (eH), Paula Sopó (BA), Martha Sosa Dias (eH), Catalina Venegas (BA)

Asesores: PROYECTO ESTRUCTURAL: CONSORCIO PyP (A. Palomino, C. Palomino), CNI (N. Parra), BAC ECG (L. Moya, X. Aguiló, C. Gastelbondo). SOSTENIBILIDAD: (J. Ramírez, S. Varón), ARUP (R. Rodríguez).. MODELACION ENERGETICA: SES (T. Uribe). FACHADAS: ARUP (I. Fernández Solla). IDENTIDAD: OAC (N. Chaves y J. Gallego). ILUMINACION: ALS (A. Aman, M. Juarrero), MTS (M.
T. Sierra, J. Laverde). ACUSTICA: ADT (D. Duplat), AKUSTIKS (J. Soler, C. Blair, S. Brandt). AUDIOVISUALES: AKUSTIKS (J. Soler, S. Brandt). PAISAJISMO: D. Wiesner. SILVICULTURA: E. Bermúdez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>