0

Carlos Cachón

Telegrama, no tuit

Es posible imaginar un mundo en que las sociedades llevarán hasta tal extremo el cuidado de la salud de sus miembros, que acabarán confinando a cualquier sospechoso de poseer tendencias suicidas. Perderemos así nuestra única libertad verdadera, la de tener la opción de decidir cuándo poner fin a todo.

Carlos Cachón

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>