0

Moneo . Moneo Brock

CAMPUS HOSPITALARIO VALL D’HEBRON . Barcelona

01 VDH_09_vista exterior desde el puente

Rafael Moneo . Moneo Brock

El objetivo principal del nuevo diseño del campus es crear un espacio saludable, accesible y sostenible, integrando a todos los usuarios y visitantes, con énfasis en el confort y la calidad de vida.
_

CAMPUS

El campus ha sido concebido como una serie de bancales, huertos mediterráneos. Se estima que todos los usuarios reconocen este paisaje, y esta cercanía traerá comodidad y tranquilidad al campus del hospital, contribuyendo a la curación del paciente y proporcionando un espacio vital de ocio para el personal del hospital.

El terreno inclinado se configurará en terrazas, como mesetas separadas por muros de piedra seca, permitiendo la introducción de sustratos permeables. Esta configuración evita la erosión y facilita la retención de agua. Están previstas varias fuentes decorativas en todo el terreno, así como fuentes públicas de agua potable.

El campus se ha dotado de plazas y espacios naturales más íntimos para reunirse y compartir, con árboles de sombra, mesas y bancos, juegos infantiles y otros servicios como cafetería.

Los intensos flujos de tráfico asociados con las ambulancias, vehículos de carga, coches privados y taxis se concentrarán en un nivel inferior del campus, casi subterráneo, dejando el nivel superior totalmente libre de tráfico rodado aparte del de mantenimiento ocasional.

Con el fin de mejorar la conectividad entre los diferentes edificios y servicios en este plano superior, se plantea una extensa red de caminos peatonales y senderos para bicicletas, sin coches. La red de caminos garantizará la accesibilidad universal en todo el campus. Ha sido diseñado para ser legible, coherente, extenso y eficiente.

El diseño paisajístico conserva el mayor número posible de los árboles existentes saludables, y propone la introducción de plantas autóctonas, arbustos y árboles de bajo mantenimiento, resistentes a la sequía. Habrá una serie de huertos comunitarios en todo el campus. En conjunto, el área de espacio verde será dos veces y media (2,5x) a la que existe actualmente.

Otras medidas para asegurar la sostenibilidad incluyen el uso de materiales locales, reciclados y reutilizados, el desarrollo de producción de alimentos orgánicos en el lugar, la mejora de la gestión del agua en el campus mediante el control de aguas pluviales y la reducción de islas térmicas urbanas, la implementación de instalaciones de reciclaje y compostaje y el uso de iluminación solar de bajo consumo por la noche.

EDIFICIO VHIR

El nuevo edificio VHIR representa el principio del proceso de reordenación del campus hospitalario Vall d’Hebron, como un primer testimonio de un master plan que busca transformar el carácter del hospital actual. Como remedio a los edificios aislados e introvertidos que conforman el Vall d’Hebron, conectados por una red confusa y sobrecargada de calles y aceras, la propuesta ofrece una tipología nueva y diferente de laboratorio que mejora tanto las condiciones de trabajo como la relación del edificio con su entorno. Accesibilidad, integración, sostenibilidad y transparencia son características que requieren una propuesta integral que comienza con los espacios individuales de investigación, los laboratorios, y sigue hasta las conexiones con el campus y el público en general.

Nuestra propuesta es, sobre todo, un conjunto de laboratorios: espacios de investigación confortables, diseñados con luz natural, diáfanos y flexibles. Cada laboratorio parte de un modelo estandarizado, a la espera de un desarrollo futuro según las necesidades de cada equipo de investigación. Con una anchura basada en un módulo de 6,8 m, los laboratorios miden 47 m² e incluyen 20,8 metros lineales de espacio de trabajo, cerrado con tabiques de vidrio para mantener las condiciones específicas de los investigadores sin perder las vistas a la exterior.

La novedad de la propuesta viene de la manera de agrupar los laboratorios entre sí, y su relación con los espacios de apoyo y descanso, así como con el exterior y el campus. La tipología convencional de los edificios de laboratorios es similar a un hotel, con un pasillo central y habitaciones a ambos lados. Nuestra propuesta reconcilia los espacios de investigación con el exterior. La tipología convencional se invierte, consolidando todos los espacios de investigación hacia el centro del edificio, y dejando el corredor como un cinturón de circulación en el perímetro del edificio. Así, los espacios de investigación gozan de una máxima flexibilidad, con la posibilidad de crecer en ambas direcciones. El corredor se convierte en un espacio con luz natural y vistas, un espacio que filtra la luz natural hacia los laboratorios, permitiendo que la fachada se abra hacia el exterior. Entre corredor y laboratorio, se sitúan espacios comunes para cada equipo de investigación, donde pueden ocuparse de la documentación de su trabajo fuera del espacio controlado del laboratorio. Es un espacio semiprivado, en contacto con el corredor, posibilitando encuentros con otros investigadores, a poca distancia del laboratorio. Las lamas exteriores y estores interiores permiten una perfecta manipulación de luz y aire natural para asegurar las mejores condiciones para el trabajo. En el centro del edificio, se sitúa un espacio flexible que se podría conectar con los laboratorios individuales o servir como espacio compartido entre equipos de investigación.

Los requisitos mencionados en el programa del concurso son valores que se convierten en las características principales del nuevo edificio. El esquema extrovertido de los laboratorios culmina en un espacio en el lado norte del edificio, compuesto de salas de reunión, despachos individuales y colectivos, mirando hacia el campus. Es en esta cara norte, en la planta baja, donde se encuentra la entrada principal del edificio. Junto a la entrada, están ubicados los espacios polivalentes destinados a las presentaciones al público, la recepción y una cafetería con terraza.

Ubicado sobre las dos plantas del aparcamiento, la estructura se basa en los módulos de los laboratorios (6,8 m N-S) y las medidas de las vías de tráfico y las plazas del aparcamiento (8,4 m E-O). La ubicación de la propuesta se adapta al solar, concentrando su superficie hacia el sur dentro del espacio construible para reducir el movimiento de tierras que supone la franja norte de la parcela. Las fachadas del este y oeste a lo largo del corredor crean una doble piel de vidrio, y permiten al edificio mantener una temperatura templada tanto en invierno como en verano, gracias a la capa de aire entre fachadas. Este sistema de fachada de lamas horizontales, que filtran la luz del sol, se adapta automáticamente a las condiciones ambientales.
_

PROPUESTA DE REDISEÑO PARA EL CAMPUS HOSPITALARIO VALL D’HEBRON
Rafael Moneo + Moneo Brock

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>