0

Carlos Cachón

Telegrama, no tuit

Toda buena verdad necesita su pequeña dosis de mentira que le dé dirección. Los insultos que dirigimos a nuestros adversarios, y que no dejan de ser una exageración -si nos atenemos estrictamente a los hechos- no tienen otro fin que reforzar el mensaje que acompañan, fijar la atención de quien nos escucha.

Carlos Cachón

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>