0

Carlos Cachón

Telegrama, no tuit

Entre sus promotores está, cómo no, el príncipe de Gales. Se comprende que la realeza está siempre en contra del progreso. Al fin y al cabo la idea de desarrollo y justicia lleva implícita la de que rueden las cabezas de los monarcas. Y hoy que ya no se estila el uso de la guillotina aún es posible recortar las asignaciones que los parlamentos destinan a estructuras obsoletas.

Carlos Cachón

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>