0

Carlos Cachón

Telegrama, no tuit

Horizonte es el término básico. Cuando hablamos de las instituciones que nos rigen, del poder, del dinero, “¿cuál es su horizonte?”, es la pregunta que nos permite discernir su sentido, si obedecen a una intención legítima, si buscan beneficiarnos o aprovecharse de nosotros. Cuando consideramos los objetos como simples objetos, cuestionarnos su finalidad, cómo benefician a su entorno -preguntarnos ¿cuál es su horizonte?- es lo que nos permite advertir si tienen algún valor. Del mismo modo, cuando alguien niega la posibilidad de que existan los objetos como meros objetos, como simple apariencia, sólo hay una pregunta que debemos hacernos, ¿cuál es su horizonte? ¿Cuál es el propósito, la meta, del que niega esa posibilidad?

Carlos Cachón

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>