0

SÁNCHEZ + PAYÁ

Pabellón polideportivo . Vallirana

SÁNCHEZ + PAYÁ . Pabellón polideportivo . Vallirana  (1)

SÁNCHEZ + PAYÁ ARQUITECTURA

El proyecto nace en el momento que intentamos entender el lugar. La respuesta inmediata al encontrarnos en este solar privilegiado es principalmente la voluntad de integrar el pabellón dentro del entramado tanto urbano como natural de Vallirana. 
_

Vallirana se encuentra en un entorno natural con mucho encanto, en el valle formado por el arroyo del Cervelló. El arroyo es el que da carácter al municipio, y vida. A lo largo del paso del arroyo se encuentran los cultivos y la mayoría de los equipamientos deportivos, ligados por un tímido parque verde. La aparición de un nuevo equipamiento deportivo, como es el caso que nos ocupa, no puede destruir esta conexión natural.

Nuestra voluntad es que el edificio pertenezca tanto en la ciudad como al paisaje. 

Una gran variedad de tipologías de espacios dentro de un mismo programa (1), hace que la correcta organización de estos espacios y un esquema de funcionamiento óptimo sean aspectos claves en la idoneidad del proyecto (2). El acceso al pabellón tiene cierto carácter poético. No obstante, es uno de los elementos más trascendentes en este proyecto, puesto que es este el que proporciona un filtro entre la escala urbana y el equipamiento. 

El acceso se abre a la ciudad y al parque del arroyo, y los abraza. Introduce la vida urbana dentro de él, gracias al bar, y su movimiento, y la terraza cubierta por las copas de los árboles (3). Este espacio público que surge, lejos de tener un uso banal, se entiende como un apéndice del propio pabellón, trazando diferentes juegos infantiles y deportivos (4). Es una cuarta pista cedida en la ciudad. 

Se organiza el programa según tipología y necesidades, pensando en el flujo de movimiento de la gente. El bar se independiza del complejo para poder darle autonomía. Los vestuarios se sitúan en un primer nivel de circulación. A través de ellos, se llega a la pista, ya con la indumentaria adecuada. Las piezas de almacén y servicios de pista se incluyen formalmente en la zona deportiva. Todas estas piezas se organizan en una plataforma volumétricamente independiente de las pistas, entendiendo así a las dos escalas del proyecto.

Un muro cierra herméticamente las piezas del programa con mayor privacidad situadas a la parte de la Ronda de la Barquera (5). Las pistas se abren completamente y evitan la sensación de aislamiento. Dentro de esta pieza opaca se vacían siete patios imprescindibles para ventilar y hacer llegar la luz a las zonas más privadas del pabellón como son los vestuarios (6). La vegetación nace voluptuosa de estos patios. Su función es doble, la primera es regular bioclimáticamente el edificio, y la segunda es conectar sutilmente las dos partes de este parque fluvial improvisado, completando así el proyecto de arquitectura y paisaje que necesita Vallirana.
_

CONECTAR CON LA NATURALEZA. PRIMER PREMIO EN EL CONCURSO DEL PABELLÓN POLIDEPORTIVO EN VALLIRANA (BARCELONA).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>