0

vora arquitectura (Pere Buil)

cuestionario impertinente

Pregunta. ¿Rossi o Koolhaas?
R. Los dos y ninguno.

Pregunta. ¿Forma o función?
R. Función.
P. ¿Por qué si se siguen publicando libros en los que se analiza rigurosamente la obra de importantes arquitectos se visitan tanto blogs como este donde la arquitectura se trata de forma quizás más ágil pero también más superficial?
R. Lo virtual resulta más fácil, más accesible (hablamos del soporte), y se ajusta al ritmo que llevamos hoy en día (esto sería otro gran tema: por qué podemos hacer lo mismo en la mitad de tiempo que unos años atrás, pero cómo esto no nos ha dado mejor calidad de vida…). Los libros permiten mayor intensidad experiencial, por eso aún así no dejan de ser necesarios si encontramos los momentos para ello…
P. ¿Qué es un paralex?
R. Una herramienta de dibujo que dejamos de utilizar al acabar la carrera.
P. ¿Se tomaría unas copas con Llàtzer Moix?
R. Unas copas no sé, no tengo ni idea… aunque una buena conversación sí me apetecería, se me ocurren un montón de cosas que preguntarle…
P. Desde un punto de vista económico lo más parecido que conoce a un agujero negro son: ¿las acciones de un banco español, las preferentes de ese mismo banco, presentarse a un concurso de arquitectura?
R. Las tres.
P. Faemino y Cansado o Peter Sloterdijk.
R. Ninguno.
P. Belén Esteban o Zaha Hadid.
R. Ninguna.
P. Para pasar una noche inolvidable elegiría a: ¿Eva Mendes o Kazuyo Sejima?
R. Inolvidable sexualmente, Eva Mendes. Placer intelectual, espero que con Sejima.
P. Para la siguiente, ¿George Clooney o Le Corbusier?
R. ¡Le Corbusier debía ser interesantísimo en todos los aspectos!
P. Ad Reinhardt buscaba una noción de pureza estética, en cierto modo una abstracción total que culminase el proyecto moderno, en la que el arte no estuviese contaminado por elementos externos a su campo. Así llegó a realizar su serie de pinturas negras, compuesta por varios módulos de tonos apenas discernibles unos de otros, donde la emoción pictórica surgía de la ambigüedad de esas variaciones, que tenían su origen exclusivamente en el ámbito plástico y no en ninguna narrativa o funcionalidad, frente por ejemplo al cubismo que generaba la misma emoción pero a partir de la realidad, de la reconstrucción de las figuras quebradas del mundo tangible en el campo de la pintura. ¿Le dice algo esa búsqueda?
R. Nos emociona. No en cuánto a búsqueda, sí en cuánto a expresión. Nos fascinan estas pinturas negras, este trabajo con la sutileza máxima, ojala pudiéramos hacer algo así…
P. Cuando padece de insomnio para dormirse de inmediato coge: ¿la biblia, el último artículo de Xavier Monteys, el último libro de Kenneth Frampton, la colección completa de entradas de afasia?
R. la biblia no me la he leído nunca, Monteys más bien me divierte, me hace sonreir intelectualmente. Quizás Frampton… (para no meterme con Afasia;))
P. Quién ha envejecido peor: ¿Zumthor, Quetglas, Jujol, Sou Fujimoto…?
R.
P. ¿Fueron alguna vez jóvenes Caruso St John?
R. Jóvenes y maduros, felizmente.
P. Si las obras culturales deben buscar siempre la originalidad, ¿de qué huimos?
R. Detesto la originalidad por la originalidad…
P. ¿Viste de negro?
R. A veces. Lo que sí visto son colores más bien apagados… sí, también forma parte del arquetipo.
P. ¿Se presentaría a un concurso cuyos miembros del jurado no conoce?
R. Siempre lo hicimos así.
P. ¿Pide a sus amigos que le avisen cuando son elegidos para un jurado?
R. No.
P. ¿Qué arquitecta proyectó la vivienda de Judit Mascó?
R. Ni idea.
P. ¿Organizaría un Gran Hermano de arquitectos?
R. No.
P. ¿Lo presentaría Mercedes Milá?
R. Podría hacerlo, claro.
P. En uno de los habituales artículos de David Cohn sobre el vacío, aparecido no hace mucho en El País, reclamaba para España una tradición que frente a los excesos modernos de Le Corbusier había sabido apostar por el rigor, lo que inevitablemente conducía hoy a arquitectos que en vez de dejarse arrastrar por lo espectacular sabían resolver con extrema competencia, por ejemplo, encargos de viviendas de protección oficial. ¿Es lo pequeño el método más directo para alcanzar lo insustancial?
R. No lo pillo… pero respecto a la pregunta, claro que lo pequeño puede ser muy sustancial!
P. Si vivimos en la sociedad del espectáculo, ¿por qué todo es tan aburrido?
R. Porque hay demasiado espectáculo, perdimos la capacidad de sorprendernos
P. ¿Le gusta que le hagan preguntas en las que no sean necesarios los signos de interrogación?
R. —
P. Lo anti-icónico es, ¿una religión oriental, una compleja figura geométrica, un perfecto caballo de Troya para devolver la arquitectura a su condición más reaccionaria?
R. Creo que es una reacción a un exceso, espero que no se convierta en este caballo de Troya…
P. ¿Existe arquitectura más icónica que la que practican los seguidores de Rossi?
R. Creo que el iconicismo de Rossi y seguidores era intelectualizado. Mucho del llamado iconicismo de los 90 y 2000 fue más superficial, muchas veces puro ejercicio formal sin fondo.
P. Si fuese un arquitecto sin éxito, ¿se haría profesor de proyectos, se dedicaría a comisariar exposiciones, fundaría un blog?
R. Esto va al revés, no? Los arquitectos de éxito están en todos lados… a veces pienso cómo pueden producir buena arquitectura, deben tener una capacidad brutal, que se me escapa. O un equipo buenísimo…
P. Según Žižek: “La moda de los pantalones vaqueros lavados a la piedra, por ejemplo, resuelve imaginariamente los antagonismos de clase al ofrecer un tipo de prenda de la que pueden disponer tanto los que están “abajo” como los que están “arriba”. Los estratos altos llevan este tipo de pantalones con objeto de parecer solidarios con los estratos populares, mientras que los miembros de los estratos populares los llevan para parecer miembros de los estratos altos. Así, cuando los miembros de los sectores sociales más bajos llevan esos pantalones vaqueros, la coincidencia aparentemente directa entre el estatus social (la pobreza) y el vestido (pantalones gastados, rotos) enmascara una doble mediación: están imitando a los que imitan el aspecto de una clase trabajadora popular imaginaria…”. ¿Tras las continuas llamadas a la austeridad del presente se esconde la misma banalidad que en su día puso de moda los tejanos rotos?
R. Te doy toda la razón, la austeridad se está convirtiendo en una moda, en una estética. Aunque visto con los años seguramente lo sabremos leer como un reflejo de los tiempos que nos está tocando vivir.
P. Desde ese punto de vista, ¿es lo pueblerino la última moda en arquitectura?
R. No creo. Lo que hay es un cierto romanticismo. Las materialidades texturadas, los claroscuros, la construcción directa… lo espontáneo cristalizado. A esto, ¿lo llamarías pueblerino?
P. ¿Preferiría no hacerlo?
R. Algunas cosas si, preferiríamos no hacerlas, si podemos evitarlo.
P. Si la unión hace la fuerza, ¿cuántos newtons produce el colectivo de arquitectos?
R. El colectivo entero, pocos. Pero cada vez nos colectivizamos más… por afinidades…
P. Que las teorías visionarias de Archigram hayan derivado en edificios tan pragmáticos y posibilistas como los producidos últimamente por Norman Foster, Renzo Piano, Zaha Hadid o Richard Rogers, ¿cree que es indicativo de que el único lugar para la utopía es el papel?
R. El único lugar para la utopía es la utopía. Lo bueno de ella es que es motor de crítica y mejora de la realidad, aunque nos frustre no llegar a ella… pero… ¿de verdad crees que Zaha Hadid produce edificios pragmáticos y posibilistas?
P. ¿Le dice algo que el término vernáculo empiece por ver y acabe por culo?
R. Hay culos dignos de ver…
P. ¿Quién ha sido el último ganador del Pritzker?
R. Toyo Ito.
P. Y, ¿el primero?
R. Ni idea.
P. ¿Son los blogs, frente a los medios tradicionales, con su necesidad de favorecer no tanto la calidad como la cantidad -puesto que sus ingresos dependen del número de entradas visitadas y no de su contenido- un claro ejemplo de fruto de la sociedad del espectáculo?
R. Hay muchos tipos de blogs… algunos con gran intensidad y riesgo intelectual. Pero de los que entiendo que hablas en la pregunta sí, claro, lo son. Para mí es un ejemplo Archdaily (y eso que nos han publicado obra…), el nombre lo dice todo…
P. Le pone más la pendiente del cementerio de Malmö o el óculo del Panteón.
R. El óculo del Panteón.
P. ¿Por qué?
R. Por la experiencia. Emocionante. La verdad es que el cementerio de Malmö no lo he pisado…
P. ¿Una sombra o dos líneas rectas intersecándose en un plano?
R. La sombra me parece un ambiente poderoso. Me encantan los días de sol, vividos desde un espacio a la sombra.
P. En un momento de auge del minimalismo Baumschlager – Eberle afirmaban: “En una traducción del alemán, arquitecto significa aquel que dispone las cosas juntas, no quien las inventa. A través de este proceso de poner las cosas unas junto a otras se crea una cualidad nueva, pero no se inventa nada singular. Al final, el trabajo del arquitecto consiste en disponer esta cosas”. Y: “En el despacho suelo comentar con nuestros colaboradores que no me interesan las líneas; ¡no hagáis líneas!; las líneas no existen en arquitectura. Todo está construido con un material concreto, todo tiene un grosor y un peso determinado.” ¿Materia o concepto?
R. Materia y concepto. Nosotros necesitamos ambas. El concepto forma parte de nuestro código de comunicación, de proyecto. La materia nos gustaría dominarla más…
P. El arquitecto cuando actúa como cliente de grandes corporaciones comerciales, que tienen perfectamente estudiado el funcionamiento de sus negocios -supermercados, restaurantes, oficinas- y saben mejor que él cómo han de ser configurados, se ve limitado prácticamente a lidiar con la envolvente, ya que no puede aportar nada a la configuración/organización espacial. ¿Tratar con técnicos competentes es una buena excusa para que el arquitecto renuncie a la configuración del espacio?
R. Sólo la disposición de elementos para el buen funcionamiento de un negocio no son suficientes para hacer un espacio agradable, una compra a gusto, etc… siempre podemos aportar algo más, ¿no? Aunque quizás no les interese…
P. ¿Uno funda un despacho de arquitectura como consecuencia lógica de haber pasado el mal trago de haber sido empleado por otro arquitecto?
R. ¡También se puede disfrutar siendo empleado de otro arquitecto! Los procesos son compartidos, en la mayoría de casos. Creo que el fundar despacho es lamentablemente una rémora de tiempos pasados, de pensar que somos artistas… En nuestro caso fue bastante casualidad, uno se lo va encontrando, aunque esta componente “ego” también estaba de alguna forma allí, más en los inicios que ahora… también una cierta necesidad de independencia, de querer asumir la responsabilidad plena.
P. La biblioteca de Hans Scharoun: A tiene demasiadas esquinas, B siguiente pregunta, C tomarse un tripi de vez en cuando no está mal.
R. B.
P. ¿Madrid o Barcelona?
R. Como ciudad prefiero Barcelona, es más humana. De Madrid me gustan muchas cosas, supongo que también podría vivir allí.
P. ¿Futuro o pasado?
R. Futuro aprendiendo del pasado.
P. ¿Existe el sur?
R. Siempre hay un sur.
P. Si los renders suponen una vuelta innecesaria a las cuestiones superficiales en la arquitectura, un desprecio a su vertiente conceptual, ¿por qué nos hemos pasado la vida haciendo maquetas?
R. Los renders que me interesan sirven para emular ambientes, no tienen por qué ser superficiales. Las maquetas para mí funcionan mejor como vehículo de expresión conceptual… aunque también pueden tener la magia de emular espacialidades, vivencias… a nosotros nos encanta jugar con ellas en este aspecto para proyectos privados, pequeños.
P. ¿Qué opina de alguien que no lee a Deleuze porque su escritura le parece difícil?
R. Me parece una mala justificación, pero confieso que no lo he leído.
P. ¿Quién diseñó la puerta de acceso del proyecto para la Ampliación Museo del Prado realizado por Rafael Moneo?
R. Cristina Iglesias.
P. ¿De qué murió su marido?
R. No sé…
P. Seguramente ningún ensayo refleja mejor que “Complejidad y Contradicción en la Arquitectura” de Robert Venturi el ideario de la arquitectura actual. ¿Por qué si la teoría de Venturi es tan acertada su obra resulta tan fallida?
R. Porque es demasiado “del momento”, quizás.
P. ¿Si cuando estudiaba le hubieran explicado lo que significa ser arquitecto se hubiese metido en este lío?
R. Sí.
P. ¿Arrasaría el centro de París?
R. No.
P. ¿Para ser un arquitecto español de talento es necesario morirse antes de cumplir los 50?
R. El mundo está lleno de genios idolatrados por morir jóvenes, los arquitectos también. Supongo que es la rabia que da pensar en lo que podrían haber producido si hubieran vivido toda una vida…
P. Forma parte de la naturaleza del arte poner en cuestión sus propios principios lo que la convierte en una disciplina con una componente conceptual clara. ¿Uno de los problemas de la arquitectura es no cuestionarse constantemente qué es la arquitectura?
R. Sí se cuestiona, ¿no?
P. ¿Pensar es sospechoso?
R. No.
P. Debord en su formulación de la teoría de la deriva citaba a Chombart de Lauwe explicando que “presenta en la misma obra -para mostrar la estrechez del París real en el que vive cada individuo… un cuadrado geográfico sumamente pequeño” el trazado de todos los recorridos efectuados en un año por una estudiante del distrito XVI, que perfila un triángulo reducido, sin escapes, en cuyos ángulos están la Escuela de Ciencias Políticas, el domicilio de la joven y el de su profesor de piano. En lo que configura una imagen, aparentemente precisa, del aburrimiento. ¿Es esa la mejor crítica que se le puede hacer al funcionalismo?
R. ¡Una buena crítica!
P. ¿Es el estilo el gran enemigo de los arquitectos? Cuando uno piensa en la forma en que muchos despachos se desploman llegada su madurez a base de repetir fórmulas aprendidas, ¿cabe preguntarse si es mejor no saber cómo hacer las cosas?
R. Creo que lo mejor es un equilibrio. Investigar a partir de lo aprendido, crecer paso a paso sin repetirse pero no empezar siempre de cero… o esto nos gustaría para nosotros…
P. Le molesta que los medios publiquen edificios sólo por el nombre de su autor.
R. Sí. Me parece comodón.
P. Y para pasar una noche inolvidable transcurridos treinta años desde este momento elegiría a: ¿Eva Mendes o Kazuyo Sejima?
R. Sejima no creo que dure tanto…
P. Después de una reunión de una hora con un cliente, ¿pediría permiso para bajar a comprar tabaco y diría: ahora vuelvo?
R. A veces una hora no es nada.
P. Publicita todos los edificios que construye.
R. Intentamos que todos los que hacemos sean publicitables o “enseñables”, aunque no siempre conseguimos el mismo nivel de resultado… No tenemos medios para publicitar mucho, la verdad… me gustaría pensar que la sociedad o la profesión es capaz de apreciar los buenos trabajos de una forma no condicionada, no mediatizada, quizás sea un poco naif…
P. Hilberseimer creía que las dos corrientes dominantes de la arquitectura moderna del XIX, la que consideraba el estilo como una cuestión de forma en que las configuraciones pasadas podían ser readaptadas al presente y la que entendía que esas nuevas formas podían inventarse de la nada, se superaban mediante el proyecto moderno que las ataba al espíritu del presente. Hoy más que una superación de ambas esa tercera vía parece simplemente una alternativa más. ¿Se siente cómodo en alguna de las tres?
R. Con la tercera.
P. Su mayor decepción como arquitecto.
R. Uff… muchas. ¡Suerte que al lado de las decepciones están las alegrías! En el último año hemos visto algunas mezquindades de colegas de profesión que nos decepcionaron muchísimo…
P. Teniendo en cuenta que el hombre desciende del mono, ¿le parece una evolución lógica que la arquitectura tienda a lo sostenible?
R. Creo que nos tenemos que reeducar en este aspecto.
P. A quién quiere más, ¿a su hijo o a su último edificio construido?
R. A mi hija.
P. Si la razón del arte es no cumplir ninguna función, la de la arquitectura es…
R. Cumplir algo más que la función.
P. ¿Conoce algo más kitsch que revestir pavimentos de suelos y escaleras de edificios contemporáneos con baldosas cerámicas decorativas?
R. ¡El ornamento es un gran tema! Depende de cómo sean las baldosas, como se coloquen, etc…
P. Esther Ferrer ha dicho alguna vez: “Nunca he tenido especial interés en llevar a cabo mis proyectos en un espacio físico a gran escala, si la maqueta funciona para mí la obra está hecha. Si no puedo realizarla en un espacio real no pasa nada. Lo que me interesa es el proceso.”. ¿Tiene madera de arquitecta?
R. Nosotros proyectamos para construir, la culminación del proceso la necesitamos anímicamente, creo. Además, nos permite aprender mucho, testar lo que pensábamos, etc… Y además sorprendernos a nosotros mismos… imprescindible.
P. ¿Por qué obra se hicieron famosos en España Roland Berger y Oliver Wyman?
R. Ni idea.
P. Si le dieran la oportunidad de ser el entrevistador, ¿qué pregunta haría?
R. A ti, te preguntaría: ¿tienes afán de coleccionista? ¿Crees que tu blog habla de quién eres tú mismo? A otro le preguntaría otras cosas…
P. ¿Si los telediarios estuviesen dirigidos por blogueros su contenido consistiría en una sucesión de recortes fotocopiados de la prensa diaria?
R. Pero ya son así, ¿no? Todo noticias de agencia…
P. Forma vs función, materia vs abstracción, contexto vs concepto, regionalismo vs espectáculo. En la arquitectura, como en otros campos, es frecuente el enfrentamiento entre pares opuestos. ¿Por qué los defensores de uno de esos opuestos somos siempre aquellos que más interesados estamos en que se imponga? ¿Si uno se siente seguro de sus ideas no debería ponerlas en cuestión constantemente?
R. Creo que estos conceptos no siempre son antagónicos. Es más, son altamente reduccionistas y empobrecedores si los tomamos como exclusivos, ¿no?
P. ¿Esta entrevista la ha contestado usted o su secretaria?
R. Yo soy mi secretaria.
P. ¿Qué pregunta de las anteriores se niega a responder?
R. Las hemos intentado responder todas, creo.
P. ¿Qué fue de su agria polémica con Carlos Arroyo?
R. ¿Qué polémica? Estamos bastante lejos de su propuesta, pero seguro que hay cosas de las que aprender. Confieso que el vestíbulo del Oost Campus me impresionó visto en fotos (aunque sea por el alarde a la dificultad, por la complejidad geométrica…)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>